Conectarse

Recuperar mi contraseña

Cosos 2

Un breve momento...(libre)

Ir abajo

Un breve momento...(libre)

Mensaje por Adelbert Zelig el Vie Abr 06, 2012 12:00 pm

Vagó solo, llevando las manos escondidas en los bolsillos y la vista perdida sobre el suelo que parecía extenderse infinito bajo sus pies. No tenía a donde ir, no conocía nada, ni a nadie, por lo demás, y el tiempo parecía esparcirse detenido sobre él, desorientándolo completamente. Suspiró con fuerza y súbitamente atraído por el olor de lo que supuso eran rosas, avanzó con la esperanza de encontrar un lugar tranquilo donde dejar que su imaginación volara sin tener que preocuparse de nada más. A pesar de que había sido él quien decidió estar allí, parecía que la idea dejaba de ser buena a medida que notaba que la soledad del lugar era más grande y molesta que el resto del mundo. Torció el gesto en un notorio mohin de enfado y levantando lentamente la vista descubrió el color de la lujuria y la pasión plasmado sobre esas flores que nunca fueron sus favoritas, pero que ahora anhelaba más que a nada.

Sonrió sin poder acercarse a ellas, temiendo destruirlas al tocarlas, y a la vez que estas le dañaran al rozarle con sus espinas, pero tras un rato de dudar sobre que hacer, avanzó a paso lento, internándose en ese abandonado lugar mientras el rocío que cubría estas flores se le filtraba por la ropa, haciéndole sentir un cálido frío.

-Nunca noté la belleza de las rosas- comentó para si mismo mientras acariciaba una con la mano derecha, sonriendo casi con melancolía. Le robó un pétalo a una, retirándolo con cuidado y levantándolo para mirar el escaso sol a través de él, haciendo que el color fuera aún más fuerte. Cerró los ojos y llevó el perfumado pétalo a sus labios, donde lo dejó un breve momento como asfixiándose con lo único que parecía tener vida en aquel lugar.

Arregló un rebelde mechón de su cabello con desinterés y extendiendo sus cortas alas casi negras para sentir el viento acariciándolas, deseó volver a volar, a tener las majestuosas alas de gran tamaño sobre su espalda para creerse libre de todo aquello, sentir la efímera alegría de volver a batirlas sobre los cielos, pero resignado, le parecía más que bien poder extender las alas simplemente para imaginar que podía hacerlo. El pétalo le fue arrebatado por el viento, el cual además levantó todo el perfume retenido por las flores, y él, solo se quedó allí, de pie esperando que su imaginación no se apagara.
avatar
Adelbert Zelig
Ángel Caído

Mensajes : 3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.