Conectarse

Recuperar mi contraseña

Cosos 2

¡Shinigami-sama, Tomará el control en este lugar!

Ir abajo

¡Shinigami-sama, Tomará el control en este lugar!

Mensaje por Isaac Rice el Mar Ago 16, 2011 4:08 pm

- Se mueve de un lado a otro, imitando a dos personas distintas. Para esto, cambia de forma constantemente, primero, se mantiene con la forma negra, fingiendo ser el entrevistador. Luego toma la forma humana que eligió para esta ciudad, siendo el entrevistado. Cambia levemente el tono de voz a usar. Repetirá el proceso cuantas veces ser necesario -


Lo básico…


Nombre Completo: “Todos tiene uno, ¿Por qué tu serias la excepción?”

- Se cambia de silla, forma y mira hacia adelante, como si su forma anterior aun estuviera en ese lugar – Pues… me gusta que me traten por el Nick de Shinigami-sama, el sama es muy importante en el nombre. Si no lo escucho, asumo que es a otro Shinigami al que están llamando. De cualquier manera, para otros puedo ser Isaac Rice, nombre terrenal que poco usare y dependerá del caso.

Apodo: “Algún nickname, sobrenombre, insulto o como sea que te digan. No es obligación tenerlo, aunque claro, pensaría que te quieren poco~”

- Cambia de silla y de forma nuevamente -¡Oye! – Exaltado – A mi si me quieren, es más, ¡me idolatran! Pfff Soy Shinigami-sama, no podrías esperar menos – Cruzándose de brazos, totalmente convencido de lo que dice -

Inclinación Sexual: “Hacia donde miras~ Oh, vamos, ni tú crees el ser normal, ¡Confiesa!”

Ni siquiera tú entras en la categoría de normal – Apuntando a la nada - ¿Para qué me sirve esto? Creo que soy… ¿Asexual? ¡No por lo de ser un organismo unicelular! Aunque tampoco tengo un sexo definido, soy lo que quiero ser. – Se queda pensando - Creo que… me bastaría con sentir placer, con quien o que, no es importante.

Raza: “Es lo más importante, ¿Qué rayos eres?”

Llamar a Dios no es suficiente, ¿Cierto? - Mira con cierta rebeldía acompañado de una sonrisa idiota – Soy un Shinigami, ¿No es obvio? – Se pone de pie – Soy un Dios de la Muerte. Controlo quien vive y quien muere. Yo soy casi Dios – Apuntándose con el pulgar – Si fuera Dios… no estaría hablándome de esta manera – Sonríe ampliamente -


Háblame de ti…


Edad: “Sorprenderás a muchos, ¿No?”

¿Y tú que sabes? – Lo medita un tiempo – Creo que debo tener menos años que Adam… quiero decir… unos 5.500 aproximadamente. Mucho, ¿No?

Cumpleaños: “¿Cuándo comenzó tu existencia? Danos fecha~”

Fecha exacta… pues ni idea, pero inventemos una para los ingenuos – Susurra cubriendo su boca con su mano – 01 de Enero, está bien así, ¿No?

Nacionalidad: “Lugar de Origen, dah.”

Ehmmm…….. Creo que en el limbo no hay un nombre, ni cuenta como nación… inventemos que soy Alemán y con eso todos felices – Sonríe infantilmente -

Oficio: “¿Qué es lo que haces? Además de ocupar espacio, respirar mi oxigeno, etc.”

… Nosotros no respiramos – Se larga a reír – Solo soy cazador… de almas… pero digamos que en la tierra no pasare de ser un ciudadano más.

Personalidad: “¿Cómo actúas? ¿Cómo piensas? Si es que piensas, claro. Solo descríbete.”

Si, si, si, eso hare – Posiciona sus dedos en su mentón, entrecierra los ojos mirando al vacio, pensando en la manera correcta para comenzar - No tengo una descripción muy grande que dar sobre mí, tanto tiempo con vida hace que estas descripciones no sean más que meros detalles. Son muy pocas las cosas que me tomo en serio y los seres… a pocos respeto, no importa si son o no más poderosos que yo. Nadie tiene respeto gratis; si se lo ganan actuó de manera educada y sencilla, buscando como ayudar a quien se ha ganado mi respeto. Si no lo posee simplemente lo ignoro, denigro y me burlo de él como si no hubiera mañana.

El resto del tiempo me la paso ente saltos, gritos, danzas y estupideces. Me gusta actuar como si nada fuera importante. Siempre con sonrisas mostrando lo fácil que es pensar que hay algo mas por lo que seguir, la muerte no es el paso final; soy un ejemplo, ¿No? Además, el detenerse es para mediocres sin metas verdaderas.

Soy un ser empático, lleno de energía y bastante social… Muy social; me gusta buscar conversación con todos los que vea; los desconocidos siempre tienen buenos temas de conversación, en especial si solo están a minutos de morir.

Soy de esas personas a las que es muy difícil hacer enojar y aunque algo me hiciera enojar no lo demostraría de la manera común; En este tipo de situaciones continuo sonriendo mientras mi actitud se vuelve más seria y amenázate, los torturo hasta la muerte y quizás durante el mismo proceso de muerte, sigo torturándolo. Ya muerto, es trabajo de los hermanos del Purgatorio, son tan buenos chicos~

Puedo parecer idiota a simple vista y mucho más cuando hablan conmigo. El andar serio es solo para los aburridos se guían por ella, como si los fuera a salvar de algo.

No soy alguien que se deje llevar por los placeres mundanos, refiriéndome a los pecados capitales. Casi no los cumplo y si tengo un poco seria… Pereza. Aun nunca está de más darse un “gustito”, como dicen algunos.

Gustos y Disgustos: “Si me haces explicarlo, te enlisto como idiota.”

Me gustan las comidas saladas, las cosas amargas. Las personas con fuerte carácter y decididas, con buen sentido del humor. Me gusta devorar almas en el peor de los casos y amo mi trabajo, conversar con quienes acarreo de un lado a otro. Me agradan los animales y la música estridente.

No me gustan las golosinas, los truenos, los rayos, las personas que no pueden defenderse. Los tímidos me apestan. Los peleones sin razones me aburren. No me gusta…. ni idea que mas no me gusta.

Virtudes y Defectos: “Todos tienen un don, por muy insignificante que sea. Defectos, pfff, hay montones.”

Defectos… Tengo exceso de confianza y soy algo parlanchín. Sin vergüenza y descarado, directo. Las escaleras mecánicas me ponen nervioso y soy siempre llevado por mis ideas.
Las luces fuertes debilitan mis sombras y los rayos me asustan, me podría caer uno… quedare calcinado, hay que tener cuidado con eso. Lo bueno es que nunca caen dos veces en el mismo lugar.

Virtudes... Habilidoso y de aprendizaje rápido. Inquebrantable. Casi un prodigio en las artes de lucha. Soy perfecto – Recuerda los defectos que nombro anteriormente -… bueno, casi (?).

Enfermedades, Tic, Manías o Marcas: “No todos tienen este detallito siguiéndolo~”

Pues, no tengo nada de eso.

Fetiches: “Uuuuuh… Quiero saber qué tipo de respuesta me darás.”

Ahm… - Pensando – Ehm… - Continúa pensando. Se queda así varios minutos – Creo que usar las esposas o grilletes durante el acto sexual podría ser lo que más me gusta, al punto de ser fetichista.


Que no se te suba el ego…


A mí no se me ha subido nada, ya es lo suficientemente alto – Reprocha porque si -


Descripción Física: “Como eres a vista, ¿Tienes algo que destaca? Qué sé yo.”

¿Cómo comienzo?... Veamos… Tengo dos apariencias físicas, al menos en esta ciudad me paseare solo con dos. Tener más seria confuso para otros y no puedo dejar que se confundan con algo tan idiota.

La primera y la de uso diario, por lo tanto, más común, además cabe mencionar que me gusta porque nadie espera ver a alguien así. Me hace más único de lo que ya soy.

Mi apariencia se basa en oscuras sombras sacadas de la profundidad del infierno; estas sombras cubren mi cuerpo imitando un abrigo oscuro y espeluznante bajo el cual oculto mis manos. El resto de mi cuerpo realmente se pierde, se transforma en las mismas sombras. Y no crean que por ser sombras no puedo tomar cosas, claro que si puedo. Su contextura es algo… gelatinosa… por decirle de alguna manera.

Mi rostro está cubierto por una máscara bastante simpática – sonríe idiotamente - solo porque me gusta que sea así. – Aclara solo por ahuyentar dudas - Y mi voz, suele sonar graciosa combinándose con movimientos ilógicos. Más que nada, es para distraer. Siempre funciona.

La segunda forma, que seguro usare cuando este mas que aburrido o porque crea que es necesario… con esa tengo el cabello rojizo y reluciente, corto y despeinado. Ojos verdes, brillantes y grandes, casi hipnotizantes. Mi piel blanca tiene ese tono rojizo natural que abunda en los seres vivos. Mido tan solo 1’63 y no peso más de 56 kgs. Como se debería notar soy de contextura delgada, labios definidos siempre con un brillo natural.

Suelo vestir de sport, siempre poco casual. Los movimientos ligeros que realizo con eso cuerpo se adecuan a las ropas que uso. A veces muy extravagante, otras veces desapercibido. Qué raro es eso, ¿No crees?

La forma Usual:



El otro cuerpo :D:



Poderes: “Todo tiene un límite. Tú solo puedes tener 3 como máximo. Y recuerda bien, tú no eres Dios, ni tendrás tanta suerte”

• Obtenebración: Llámese al dominio total sobre las sobras y su mundo. No solo las puedo mover a conveniencia para asustar a los incautos, también puedo ocultarme entre ella, prácticamente me visto con las sombras, hasta puedo “volar” con ellas. También puedo encerrar a mis victimas en su interior debilitándolas y haciendo mucho más lentos sus movimientos (Casi como si fueran tortugas. Los humanos no pueden respirar en su interior, no hay aire, dah). Además, puedo entrar y salir de la umbra (Mundo de las Sombras) con las sombras, moverme a través de ellas pero siempre alejado de las luces fuertes. Y bueno, seguir detallando es aburrido, solo piensen cuanto puedes hacer si eres algo así como el Rey de las Sombras.

• Rego Vitae: El nombre lo escogí de aburrido, ¿Les gusta? ¿De qué trata? Es fácil. Como Shinigami tengo control sobre la vida y la muerte de cuanto ser exista. Claro, nos guiamos bajo reglas y por defecto debemos respetar las que el cielo imponga (Aunque el infierno igual se entromete con nosotros y nuestro trabajo). Con esta habilidad puedo matar y revivir a alguien cuantas veces quiera mientras no altere mucho el espacio-tiempo. Se usa con frecuencia porque es una forma de dar correctivos a los seres que no entienden en vida cual es su posición. Incluso podría volver a un vampiro humano y matarlo de manera definitiva. Es gracioso ver sus rostros cuando notan que pueden respirar otra vez.

• Vacio: ¿Han oído hablar del control de los elementos? Pues es algo común en quienes buscan llegar a controlar la naturaleza, algo hereditario en muchos casos, incluso en mi caso es algo así. El vacio el control sobre la misma nada, es tanto su poder que los poderes elementales no son comparables, puedo usar y neutralizar a cada uno de los elementos existentes sobre la tierra. Estar atrapado en el vacio podría significar la muerte para muchos, especialmente para aquellos que necesitan respirar para vivir. Pero este poder requiere mucha energía y una mente estable, me complica llegar a cumplir el último requisito.

Extra: “¿Algún datito curioso que quieras dar?”

- Soy un genio dominando las armas de cuerpo a cuerpo (Entiéndase por espadas, cuchillas, entre otras)
- Sí, tengo una oz. La llevo a todas partes oculta entre mis ropas y la amo ♥️
- No sé que mas decirte – Sonríe de manera boba -

Mascota: “Ni lo preguntes, cualquier cosa que lleves a rastra de manera sumisa puede ser tu mascota, eso creo…”

Almas, ¿Cuentan?

Accesorios: “Lo que sea que lleves como extra contigo. No, tu mascota no cuenta acá”

Mi Oz… el Libro de los muertos… Mi magnifico ser.


En fin…


Historia: “¿Qué paso? Ahora prefieres quieres callar, ¿No? Cuéntale al publico tu vida, pequeña rata.”

¿Un historia? ¡Eso es absurdo! ¿Cómo puedes pedir algo así a alguien que lleva milenios de existencia? Comenzar a hablar de que he hecho en mi vida o como me ha tratado el paso del tiempo, hazañas y que se yo, es muy tardío. Además de que mi tiempo se ha vuelto muy importante en esta ciudad, ¿No has visto todo el trabajo que tengo? Miles de almas atrapadas y yo aquí, conversándome.

Okey, okey – “Suspira” - Solo deben saber lo siguiente: Nací, crezco con el tiempo y mi muerte solo es decidida por un solo ser, mi creador. Con eso basta y sobra. Lo que he hecho o visto a través del tiempo es parte del misterio que rodea a todo ser con una vida tan larga como la mía.

Sepan bien que sé sobre todas y cada una de las razas existentes y con solo ver los rostros conozco nombres y edades, además de la fecha de su muerte. Es sencillo y es mi trabajo, por eso mismo estoy en esta ciudad. Debo asegurarme que el transcurso de la vida aquí transcurra según el juicio del divino y no de esos que creen que son dueños de la vida.

Si no les gusta, allá ustedes – Saca la lengua de manera infantil y alza el dedo del centro -

¿Cómo llegaste a la ciudad?: “Confiesa de una vez, ¿Qué te trajo a este basurero?”

Ya lo dije, ¿No? Debo vigilar que el orden permanezca como debería ser. Es mi misión, como si fuera un superhéroe~


-------


Origen:

Forma Shinigami: Shinigami – Soul Eater
Forma Humana: Kiyama Hiroto - Inazuma Eleven

_________________

Me:
Isaac Rice
Isaac Rice
Líder de Raza

Mensajes : 38
Localización : Justo.... ahí. Donde tu sombra termina.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.